La educación de calidad empodera a las mujeres de zonas rurales

Compartir:
  • Categoría: Institucional
  • Fecha: 8 de Septiembre de 2017

Con motivo del Día Internacional de la Alfabetización, InteRed la ONG especialista en educación y género, recuerda que la alfabetización para todas las personas sigue siendo una asignatura pendiente en las zonas rurales. Todavía hay unos 750 millones de adultos que no saben leer ni escribir, de los cuales el 64% son mujeres.

La alfabetización es un derecho que ayuda a reducir la pobreza, transforma la vida de las personas y su dignidad, aumenta las oportunidades económicas, fomenta la participación en la vida pública y la conciencia de la propia valía.

La alfabetización forma parte del Objetivo de Desarrollo Sostenible 4, que propone a los gobiernos: “Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad, y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todas las personas”. La meta consiste en lograr que de aquí a 2030 toda la juventud, y al menos una proporción alta de adultos, tanto hombres como mujeres, tengan competencias de lectura, escritura y aritmética.

InteRed, en su apuesta por el derecho a la educación para todas las personas, en cualquier contexto educativo, y a lo largo de toda la vida, considera como poblaciones en situación de vulnerabilidad los habitantes de las zonas rurales, las comunidades indígenas, la infancia trabajadora, las personas que viven en situación de pobreza, las mujeres y hombres adultos con necesidades de aprendizajes. Asimismo, considera como requisitos mínimos e indispensables promover el aumento de la escolarización de estos grupos desasistidos, en particular las niñas, con una mayor equidad entre los sexos– hay 89 mujeres alfabetizadas por cada 100 hombres - e incrementar la calidad de la educación mejorando la formación de los docentes, el material de aprendizaje y las infraestructuras escolares.

María del Mar Palacios, directora de InteRed, hace una llamada a los gobiernos, las organizaciones internacionales y la sociedad civil, a desarrollar un ejercicio real de compromiso con la educación, en particular con los colectivos excluidos, y al cumplimiento de los tratados internacionales asumidos por los gobiernos en educación como forma de luchar contra la pobreza y como base esencial para la mejora del bienestar social. No saber leer y escribir, declara, es el principal indicador de exclusión y desigualdad, además, de un obstáculo para la consecución de una vida plena.

InteRed, con la finalidad de que los grupos más vulnerables tengan más y mejores oportunidades, desarrolla, entre otros, programas de educación y alfabetización:

  • En República Democrática del Congo, mejora de la calidad educativa en escuelas públicas rurales, desarrollo educativo en barrios marginales de Kinshasa.  
  • En Guinea Ecuatorial, da apoyo al sistema público de educación mediante la formación de profesorado y educación alternativa en barrios marginales.
  • En Bolivia, facilita la formación de docentes, formación de niños/as y jóvenes en riesgo socioeconómico, mejora del nivel educativo de la población guaraní, especialmente mujeres y niñas.
  • En Guatemala, promueve educación básica a comunidades indígenas, especialmente mujeres, para su autonomía económica y participación.
  • En República Dominicana, mejora de la calidad educativa, alfabetización de adultos y formación a niños, niñas y jóvenes.