Protección a niños, niñas y jóvenes en situación de calle Kinshasa

Compartir:
  • Socio local ORPER
  • Financia Ayuntamiento de Valladolid - Convocatoria 2022
  • Subvención concedida 22.368 €
  • Fechas 11-01-2022 until 31-07-2023
  • Beneficiarios 75 niñas, 75 niños, 30 mujeres jóvenes, 5 profesoras, 10 profesores.

Título del proyecto: Promover la supervivencia, el desarrollo y la protección de las niñas, niños y jóvenes mujeres en situación de calle en Kinshasa en un contexto agravado por la COVID-19. República Democrática del Congo

La finalidad de este proyecto financiado por el Ayuntamiento de Valladolid, es contribuir a la promoción de los derechos de la infancia y juventud en situación de riesgo y extrema vulnerabilidad en Kinshasa, R.D. del Congo; y como objetivo específico, promover la supervivencia, el desarrollo y la protección de las niñas y niños y jóvenes mujeres en situación de calle en Kinshasa en un contexto agravado por la COVID-19, mediante:

  • Acceso a servicios de atención en alimentación, salud y formación para su desarrollo personal.
  • Proceso de reparación emocional y empoderamiento personal para niñas y jóvenes.
  • Fortalecimiento de competencias de jefes locales y representantes comunitarios.

Localización del proyecto

Communes de Kasa-vubu, Ngiri-Ngiri, Limite, Kalumu, Gombe, Bumbu, Kintambo en Kinshasa. RD Congo.

Contexto de niños y niñas en situación de calle

Aunque el número exacto sigue siendo desconocido, se estima que 30.000 niños viven en las calles de Kinshasa y decenas de miles más en otras zonas urbanas. Casi el 70% tiene entre 12 y 18 años. Del 26 al 48% son niñas. Las razones que los llevaron a la situación de calle: A menudo es una combinación de circunstancias lo que los empuja a la calle, incluidos el maltrato (65%), la influencia de amigos (45%), la pobreza (44%) y la acusación brujería (41%).

Según los estudios y la experiencia del equipo de nuestra Organización Socia Local (OSL) ORPER, acompañando a niños y niñas en situación de calle, se pueden señalar como las principales causas:

  1. La falta de recursos económicos en las familias, que les impide cumplir con sus obligaciones respecto a sus hijos e hijas. Muchas de esas familias, los hijos y las hijas salen a la calle a buscar comida abandonando en muchos casos la escuela ya que no pueden cubrir los costes.
  2. La proliferación de diferentes sectas y la creencia de la población en la “brujería”, lo que lleva en algunas familias a considerar que determinados problemas familiares son originados por alguno de sus hijos/hijas, causando su expulsión del hogar.
  3. Los conflictos armados sufridos en el país que han dejado a un elevado número de menores huérfanos/huérfanas, parte de ellos reclutados como niños y niñas soldados y /o menores que desde entonces viven las calles.
  4. Más allá del impacto sanitario del COVID-19, el cierre de la actividad económica y de las escuelas ha supuesto un coste económico y social muy alto en las familias. La dificultad para sobrevivir diariamente se ha incrementado por no poder realizar actividades en la calle, el nivel de robos y violencia se ha incrementado como medio de subsistencia, los hijos e hijas han dejado de ir a la escuela y se dedican a deambular por la calle en busca de algo para sobrevivir o ya fuera de sus familias, etc

 

La problemática que el equipo de la OSL ha identificado en su trabajo en la calle y en los centros de acogida es la falta de protección y violación de los derechos básicos de la infancia:

  • Los niños y las niñas sobreviven en la calle de la mendicidad, el robo callejero, recados en comercios informales, etc.
  • Los niños y las niñas en situación de calle están expuestos a la estigmatización de la sociedad peligros físicos e influencias negativas. Ante un estímulo, a menudo reaccionan por imitación que por razón. Obedecen a una cierta jerarquía que constituye una carga para el cambio duradero de su comportamiento. Por lo tanto, se considera que su comportamiento es violento y conflictivo.
  • Estos niños y niñas que han sido expulsados de sus casas se encuentran sin una estructura de apoyo o cuidado. Tratan de buscar su alimento diario en la calle. Suelen ser víctimas de abusos físicos, sexuales, emocionales…
  • Especialmente las niñas en situación de calle están sometidas a una mayor violencia siendo víctimas de la violencia sexual continua.
  • Las niñas además sobreviven ofreciendo sus servicios sexuales.

Estas circunstancias hacen que nazcan también niños/as en la calle.

Para hacer frente a esta situación la OSL pretende desarrollar un programa que promueva la supervivencia, el desarrollo y la protección de las niñas y niños y jóvenes mujeres en situación de calle en Kinshasa en un contexto agravado por la COVID-19

Para ello el proyecto ha desarrollado:

  • El acceso a servicios de atención en alimentación, salud y formación para su desarrollo personal de la Infancia en situación de calle de 3 Comunas de Kinshasa; proceso de reparación emocional y empoderamiento personal con niñas y jóvenes mujeres en situación de calle.
  • Fortalecimiento de competencias de jefes locales y representantes comunitarios de los quartiers y equipo de ORPER para la protección de la infancia, en especial de los niños y niñas en situación de calle.