Respuesta de InteRed ante el COVID-19 en Bolivia

Compartir:
  • Categoría: Cooperación internacional
  • Fecha: 30 de Abril de 2020

El Ayni es el principio esencial de reciprocidad presente en la cultura andina; es la base de las relaciones comunitarias que incentiva el “devolver lo que se ha recibido” y “recibir como devolución lo que se ha dado”. Los antepasados de estas tierras construyeron una cultura del cuidado (Khuyapayaq Aylluchakuy), del cuidado mutuo, desde la premisa de que somos seres humanos comunitarios (Ayllu runa) y en la medida en que cuidamos de las y los demás, a la vez nos integramos cuando cuidan de nosotras y nosotros.

Es el momento de revivir el ayni como medio para lograr salir juntas y juntos de esta situación”, afirma Paula Robledo, coordinadora de InteRed en Bolivia.

La labor educativa y de desarrollo de InteRed en Bolivia impacta directamente sobre la vida de más de 25.000 personas, principalmente mujeres, niñas y niños, gracias al trabajo conjunto con organizaciones socias locales. Ante el COVID-19, nuestras acciones se están adaptando para responder a la emergencia en sus diferentes facetas:.

  • Seguridad alimentaria: el trabajo en centros educativos y con organizaciones de mujeres nos permite llegar en esta crisis a zonas rurales y entornos urbanos para atender a las familias que tienen un mayor riesgo de sufrir inseguridad alimentaria. Estamos entregando paquetes alimenticios (canasta básica) a 300 familias en cinco municipios del Chaco Chuquisaqueño y en comunidades de cinco municipios de Riberalta (Departamento del Beni), así como a lideresas indígenas representantes de 5 Territorios Comunitarios de Origen (TCO).
  • Prevención: está prevista la entrega de productos de higiene y desinfección y estamos facilitando capacitaciones en medidas básicas de autocuidado para la higiene, para contribuir a prevenir el virus en las familias y comunidades donde trabajamos.
  • Información y sensibilización: para contribuir a la prevención, cuidado y atención del COVID-19 en comunidades indígenas y áreas rurales, estamos elaborando campañas de comunicación -con pertinencia cultural- para su difusión en radios locales y comunitarias, así como en redes sociales.
  • Atención especial a adolescentes, jóvenes y mujeres: ante la falta de respuesta de ayuda inmediata a las llamadas de auxilio, desde InteRed hemos diseñado una estrategia de apoyo de contención emocional, generación de mecanismos de seguridad y medidas de protección a adolescentes, jóvenes y mujeres en situación de violencia física, psicológica y sexual del municipio El Alto, Departamento de la Paz.
  • Apoyo a mujeres en situación o riesgo de violencia, mujeres cabeza de familia y mujeres en situación de vulnerabilidad económica de la ciudad de El Alto, Departamento de La Paz, que no han podido acceder a bonos del Gobierno. Hasta el momento la respuesta solidaria ha permitido garantizar la canasta básica de alimentos a 50 familias, pero pretendemos llegar a 100 más.

Impacto del COVID-19 en Bolivia

Bolivia cuenta con 252 camas de internación en Unidades de Terapia Intensiva y 150 respiradores artificiales en estas unidades, para un país con 11 millones de habitantes. Hasta el 30 de abril se registran 1.110 casos confirmados y 59 decesos, según los datos facilitados por la Universidad John Hopkins. Las autoridades sanitarias advierten de que los contagios aún se encuentran en ascenso –estamos en una etapa inicial de la crisis- y sin embargo, estudios sobre la dinámica de expansión del Covid-19 en Bolivia hacen referencia a que, incluso con las medidas de cuarententa total, el sistema de salud sobrepasaría su capacidad de respuesta con las condiciones actuales a partir de la segunda quincena de mayo. Este escenario, que nos traslada Paula Robledo desde La Paz, tiene que entenderse en el contexto social, económico y político del país:

  • Pobreza: Bolivia, pese a la reducción registrada entre 2005 y 2018, cuenta con 3,9 millones de personas que viven en situación de pobreza, y de éstas, 1,7 millones no logra cubrir siquiera el costo de una canasta alimentaria básica. El 57% de la población ocupada pertenece al sector informal. Esto quiere decir: cuarentena equivale a hambre.

Mis hijos se van a morir de hambre, no de enfermedad. Como vecina digo, dennos libertad para salir a buscar para que nuestros hijos coman”. Estas eran las palabras de una mujer del municipio de Riberalta en el Departamento del Beni, cuando salía a manifestarse junto a muchas otras mujeres, para reclamar su necesidad de buscar alimento para sus hijos. El mandato es quedarse en casa pero ¿cómo quedarse en casa si el sustento propio y de nuestros hijos e hijas está afuera?  

  • Desigualdad: Las desigualdades sociales persisten en Bolivia y no todas ni todos cuentan con los medios necesarios para hacer frente a esta crisis, que afecta a derechos fundamentales como la educación.
  • Violencia de género: En lo que va de año, el Observatorio de Género registró 31 feminicidios y 3 de ellos han sucedido durante la cuarentena total que rige el país y que lleva a las mujeres a sufrir mayores presiones y agresiones.

En esta etapa de acción y reflexión, se impone trabajar con todos los actores y organizaciones sociales sobre cómo y qué tipo de respuesta se requiere ante toda esta dosis de realidad: hambre, desigualdades sociales, violencia, vulneraciones de derechos fundamentales.

El compromiso de InteRed con la educación nos lleva a priorizarla en la respuesta y convertir la educación en el espacio de transformación fundamental para profundizar y consolidar en los aprendizajes que como sociedades deberemos afrontar: nuestros patrones de consumo, nuestra relación con la naturaleza, nuestro sentido de comunidad y nuestros valores de cuidados. También sabemos que no podremos hacerlo sin una mirada interseccional, que permita identificar las opresiones más estructurales y que acerque nuestro trabajo a quienes más lo necesiten, ni sin entender que hay pandemias que matan tanto o más que el Covid-19: el hambre, el machismo, los conflictos armados.

Pero sobre todo, desde InteRed confiamos en que salgamos de toda esta situación con el convencimiento de que es fundamental fortalecer nuestros lazos de solidaridad global y que el ayni, logre hacerse más viral que esta pandemia.

Solicitamos tu colaboración y apoyo ante el Covid 19 en Bolivia. Tu generosidad se transformará en salud para quienes más lo necesitan.

Puedes donar haciendo clic en la imagen de abajo o a través de esta cuenta (indicando “Covid Bolivia” y nombre de la persona o entidad que lo realiza):

Banco Santander - IBAN: ES41 0049 0356 51 2510642660 (SWIFT o BIC: BSCHESMMXXX)