¡Nueva sede! ¡Nueva vida!

Compartir:
  • Categoría: Institucional
  • Fecha: 9 de Septiembre de 2021

InteRed, a lo largo de su historia - casi de 30 años -, ha cambiado de sede social varias veces; ésta es la sexta. Cambiar de sede es algo más que una mudanza, es llevar en la mochila las experiencias vividas en ese lugar, los compañeros y compañeras de viaje y las alianzas hechas en ese tramo del camino. Es guardar en la memoria del corazón los aprendizajes y el trabajo compartido. Desde el 1 de septiembre estamos en la nueva oficina. 

El cambio de sede ha sido motivo de reflexión y discernimiento ¿qué tipo de espacio? ¿una oficina convencional? ¿un coworking?¿nueva sede? ¿nueva vida?.

Una nueva etapa

La pandemia nos ha dado la oportunidad de trabajar telemáticamente. Hemos aprendido del teletrabajo las oportunidades que ofrece tanto para la persona como para la entidad y a la vez hemos visto la importancia de la presencialidad. Somos conscientes de que la cultura y dinámicas de trabajo van a ser distintas en la post pandemia. Los modelos de trabajo van evolucionando a lo largo del tiempo y hay que estar atentas. Desde InteRed, hemos elegido un modelo mixto de presencialidad y teletrabajo y hemos apostado por una opción de futuro innovadora como es trasladarnos al coworking del espacio Alameda.

¿Por qué ir a un coworking? Porque para InteRed se adecua a una realidad de trabajo presencial y telemática, que facilita aún más la conciliación personal y familiar, propicia formar parte de una comunidad colaborativa y de redes amplias, agiliza la creación de nuevas formas de trabajo y es eficiente y sostenible en el uso de los recursos.

Una inspiración comprometida

El traslado a la calle Alameda nº 22, de Madrid, calle con mucha simbología para la Institución Teresiana, es más que una fuente de inspiración; es una llamada a ser como Pedro Poveda: audaces, con la cabeza y el corazón en el momento presente, para afrontar los retos de este mundo globalizado en el que vivimos. Y diremos como él, lo que en 1902 expresaba en Guadix: “tenemos mucha fe, mucha esperanza y no dejamos de soñar y hasta realizamos algunos sueños fiados en la Providencia”.