Promovida la participación e incidencia política de mujeres y jóvenes indígenas y campesinas para integrar las propuestas del cuidado y sostenibilidad de la vida en las políticas de soberanía alimentaria del Municipio de Batallas – Bolivia

Share:
  • Local partner Fundación Colectivo Cabildeo
  • Financing Ayuntamiento de Córdoba
  • Grant granted 65.000 €
  • Own funds contributed 1.000 €
  • Dates 08-05-2017 until 07-05-2018
  • Beneficiaries 655 mujeres y 140 varones

La finalidad de este proyecto es contribuir al derecho de comunidades indígenas y campesinas del Municipio de Batallas (departamento de La Paz) a definir sus políticas, planes y programas municipales de soberanía alimentaria para el cuidado y sostenibilidad de la vida; y como objetivo específico, promover la participación e incidencia política de mujeres y jóvenes indígenas y campesinas/os para integrar las propuestas del cuidado y sostenibilidad de la vida en las políticas de soberanía alimentaria del Municipio de Batallas.

El Proyecto impulsa la toma de conciencia por parte de actores locales en el ejercicio de sus derechos y la revalorización de sus saberes, sobre todo en lo relacionado con cuestiones como el cuidado y sostenibilidad de la vida y teniendo en cuenta la soberanía alimentaria y la sostenibilidad ambiental. Se trabaja para esto en dos líneas:

1.- La capacidad de incidencia y liderazgo político de mujeres y jóvenes indígenas en las políticas de soberanía alimentaria desde los aportes al cuidado y sostenibilidad de la vida. De esta forma se quieren consolidar los marcos institucionales y administrativos para la soberanía alimentaria, el derecho a la alimentación y la protección y cuidado de la madre tierra, teniendo como referencia el cumplimiento de la legislación nacional en materia de Soberanía Alimentaria y Derechos de la Madre Tierra.

2.- Apoya en la elaboración participativa de una Agenda de la Sostenibilidad y Cuidado de la Vida con énfasis en las políticas de soberanía alimentaria con Organizaciones comunitarias de mujeres y jóvenes indígenas. Esta agenda será el medio para promover el reconocimiento, valorización, circulación, difusión y recreación de saberes y conocimientos en el cuidado y sostenibilidad de la vida, a partir de procesos de recuperación, revalorización y vigorización de los saberes y conocimientos de las mujeres y de los pueblos indígenas.

¿Qué entendemos por Soberanía Alimentaria?  “…el derecho de las comunidades y países a producir para sus propias necesidades, determinar sus propios métodos agrícolas y políticas alimentarias y decidir qué importar y que exportar. El derecho de la población campesina a producir alimentos nutritivos y culturalmente adecuados, accesibles, de forma sostenible y ecológica y a decidir su propio sistema alimentario y productivo…” se basa también en principio de relación armónica entre los seres humanos con la naturaleza, poniendo el cuidado, la sostenibilidad de la vida y las necesidades de la necesidades de la población delante del capitalismo, los monopolios y el mercado.

Población beneficiaria:

Población indígena y campesina de 4 comunidades del municipio de Batallas, y de manera directa, son las organizaciones comunitarias de mujeres indígenas campesinas pertenecientes a la Federación Provincial de Mujeres Campesinas indígenas originarias, Bartolina Sisa, provincia Los Andes y las organizaciones de jóvenes campesinos del municipio de Batallas, ambas instituciones directamente implicadas en el proyecto.

Logros:

Uno de los logros de este proyecto es la Agenda del Cuidado de la Vida una propuesta transformadora, producto del trabajo realizado con las mujeres y jóvenes de Calasaya, Carhuiza, Tuquia, Chachacomani y Central Batallas de Municipio de Batallas. Esta Agenda se presentó a las autoridades sindicales, autoridades originarias y ante las autoridades del Gobierno Autónomo Municipal de Batallas, para demandar:

  • Acceso al agua, tanto para la vida humana, como para la producción de alimentos y para los animales.
  • En el marco del desarrollo productivo proteger y promover la producción de nuestros productos tradicionales con valor medicinal y nutritivo.
  • La soberanía alimentaria pasa por fortalecer nuestros productos locales, demandamos, promover iniciativas productivas como: la crianza de peces con agua dulce, conejos, gallinas, lechería, semilleros de papas, crianza de llamas y otros que evitará el consumo de alimentos importados de las empresas nacionales e internacionales de alimentos.
  • La salud es primordial para la vida humana, demandamos la implementación de proyectos de recuperación de los saberes de las abuelas y abuelos en medicina natural para nuestros hijos/as.
  • Nuestros valores de buen vivir se van perdiendo por la modernidad y el desarrollo; demandamos a las autoridades cumplir con lo planteado en su propuesta de gobierno municipal y la visión de desarrollo de protección y cuidado de la vida humana y de la madre tierra, así como con las prácticas de los ritos espirituales en ejercicio de cargos públicos.
  • Considerando que las nuevas leyes nacionales e internacionales están a favor de los derechos humanos, derechos de los pueblos indígenas originarias campesinas y de las mujeres, no se logran difundir de manera permanente; demandamos a las autoridades locales y nacionales implementar programas de formación sistemática en derechos humanos de las mujeres y de los hombres.
  • Dado que la situación de violencia en contra los niños/as y las mujeres es persistente en el municipio y en el país; demandamos el cumplimiento de las leyes de protección: la atención permanente, prevención y reparación de las víctimas de violencia con el funcionamiento de los Servicios Legales Integrales SLIM aplicando la ley 348.
  • Considerando que nuestra madre tierra -pachamama- está siendo afectada por el cambio climático; demandamos a las autoridades el cuidado del medio ambiente con proyectos de reciclaje de plásticos, con el tratamiento de las aguas servidas del Centro Batallas, con repoblamiento de las plantas nativas y otros agentes químicos y naturales que afectan a la pachamama y nuestro cosmos.
  • Demandamos la construcción y mantenimiento permanente de los caminos a nuestras comunidades.